CODIGO DE ETICA



El presente Código asume las siguientes asunciones básicas:


- La Ética de accionistas, propietarios, administradores y directivos es imprescindible para que la empresa del siglo XXI pueda cumplir adecua- damente sus fines, en la medida en que constituye el requisito necesario para garantizar y equilibrar los derechos e intereses de todos los grupos de interés por ella afectados: empleados, clientes, accionistas, proveedo- res y socios de negocio y sociedad en general.



- La Ética presupone el cumplimiento riguroso, en y por la empresa, de la legislación que en cada caso sea aplicable, así como de los Estatutos Sociales y Reglamentos de funcionamiento interno de la sociedad, en caso de existir.


- La Ética en la empresa requiere que los accionistas y propietarios se cons- tituyan en garantes del cumplimiento de las obligaciones de administrado- res y directivos.


- Aún cuando el presente Código nace con la pretensión de ser aplicable de manera general a todas las empresas, debe ser entendido también como un marco general y básico susceptible de ser adaptado a las peculiarida- des de cada una, de manera que contemple la aplicación de principios de ética y desarrollo sostenible en línea con la actividad específica de la empresa.


- Idealmente, corresponde al Consejo de Administración la formulación del Código Ético de la empresa y a la Junta General de Accionistas su aproba- ción. Si, no obstante, el propio Consejo procediera además a su aprobación, debería ser sometido a la ratificación de la Junta


Accionistas y Propietarios

En el ejercicio de sus derechos de propiedad, deben:


- Configurar la empresa como un instrumento al servicio de la creación de riqueza, haciendo compatible su ineludible finalidad de obtención de beneficios con un desarrollo social sostenible y respetuoso con el medio ambiente, procurando que toda su actividad se desarrolle de manera ética y responsable.


- Configurar la empresa como una institución a medio y largo plazo sin que el afán de enriquecimiento a corto plazo comprometa su continuidad.


- Ejercitar, de modo informado y responsable, sus derechos de voto en las Juntas Generales de Socios y, al hacerlo, exigir siempre la actuación ética de la empresa, incluyendo la aprobación del correspondien- te Código Ético y procurando su efectiva aplicación.


- Buscar un justo equilibrio entre el capital y el trabajo de modo que los trabajadores reciban a través de sus salarios la justa contraprestación por su trabajo.


- Nombrar como administradores y directivos a personas que reúnan las condiciones de preparación y experiencia adecuadas y que realicen un ejercicio profesional, ético y responsable de su gestión.


- Definir y defender la misión y los valores de la empresa en línea con su Código Ético.

Administradores y Directivos

En el ejercicio de sus funciones de administración y gestión, deben: A) En relación con sus funciones de Dirección:


- Realizar un ejercicio profesional, ético y responsable de su actividad.


- Cumplir y hacer cumplir el Código Ético de la empresa y para ello darlo a conocer y establecer los mecanismos adecuados para garantizar su aplicación. En particular debe de existir un órgano, idealmente un Comité de Ética, integrado por personas con suficiente poder para aplicar el Código y corregir sus infracciones.


- Informar puntualmente y con exactitud a los propietarios o accionistas de la situación y perspectivas de la empresa.


- Promover la participación efectiva de los accionistas en las Junta Generales, de modo especial mediante la facilitación del ejercicio de sus derechos de información y voto.


- Cumplir y hacer cumplir las normas y principios de contabilidad generalmente aceptados y establecer los sistemas internos y externos de control y gestión del riesgo adecuados a las características de la empresa.


- Mantener los libros y registros de la empresa con exactitud y honestidad, de modo que permitan la obtención de información y la toma de decisiones de forma consciente y responsable.


- Facilitar a los auditores, externos e internos, de la empresa toda la información y explicaciones que requieran para la realización de su trabajo.

Subordinar los intereses propios a los de la empresa cuando actúen en nombre y representación de ésta y no utilizar los activos sociales en su propio beneficio salvo con la debida transparencia, previa la auto- rización del órgano social pertinente y mediante la contraprestación que sea adecuada en el mercado.


- Comunicar inmediatamente al órgano de administración, cualquier hecho o situación que pudiera supo- ner o llegar a ocasionar un conflicto entre el interés de la empresa y el particular del administrador o directivo y abstenerse de intervenir en su resolución.


- Facilitar la transparencia y el control de sus retribuciones de modo que se garantice su adecuación a su nivel de responsabilidad y desempeño y a las características de la empresa.


- Mantener la confidencialidad de los antecedentes, datos y documentos a los que tengan acceso por razón de sus funciones en la empresa, incluso después de haber cesado en ellas.


- Hacer frente al pago y cumplimiento de las deudas y obligaciones de la empresa sin dilaciones ni incum- plimientos injustificados y proceder al cobro de sus créditos con la diligencia que el caso requiera.


- Elaborar y mantener vigente un plan de sucesión en los puestos clave de la empresa, de modo que la continuidad de ésta no dependa de la permanencia de ningún administrador ni directivo.


- Elegir a sus colaboradores y subordinados con arreglo a los principios de mérito y capacidad, procuran- do únicamente el interés de la empresa.

B) En relación con los proveedores y clientes de la Empresa:


- Relacionarse con los proveedores de bienes y servicios de forma ética y lícita.


- Buscar y seleccionar únicamente proveedores cuyas prácticas empresariales respeten la dignidad huma- na, no incumplan la ley y no pongan en peligro la reputación de la empresa.

- Seleccionar a los proveedores en base a la idoneidad de sus productos o servicios, así como de su precio, condi- ciones de entrega y calidad, no aceptando ni ofreciendo regalos o comisiones, en metálico o en especie, que puedan alterar las reglas de la libre competencia en la producción y distribución de bienes y servicios.


- Buscar la excelencia de los bienes y servicios de la empresa de modo que sus clientes y consumidores obtengan la satisfacción esperada de aquellos.


- Garantizar los productos y servicios de la empresa y atender de forma rápida y eficaz las reclamaciones de con- sumidores y usuarios buscando su satisfacción más allá del mero cumplimiento de la normativa vigente.

C) En relación con los competidores de la Empresa:


- No abusar de una posición dominante o privilegiada en el mercado.


- Competir lealmente con otras empresas cooperando a la consecución de un libre mercado basado en el respeto mutuo entre competidores, absteniéndose de realizar practicas desleales.


- En particular, no captar clientes de otros competidores mediante métodos no éticos.

En relación con los empleados de la Empresa:


- Tratar con dignidad, respeto y justicia a los empleados, teniendo en consideración su diferente sensibi-

lidad cultural.


- No discriminar a los empleados por razón de raza, religión, edad, nacionalidad, sexo o cualquier otra con- dición personal o social ajena a sus condiciones de mérito y capacidad.


- No permitir ninguna forma de violencia, acoso o abuso en el trabajo.


- Reconocer los derechos de asociación, sindicación y negociación colectiva.


- Fomentar el desarrollo, formación y promoción profesional de los empleados.


- Vincular la retribución y promoción de los empleados a sus condiciones de mérito y capacidad.


- Establecer y comunicar criterios y reglas claras que mantengan equilibrados los derechos de la empresa y de los empleados en los procesos de contratación y en los de separación de éstos incluso en caso de cambio voluntario de empleador.


- Garantizar la seguridad e higiene en el trabajo, adoptando cuantas medidas sean razonables para maxi- mizar la prevención de riesgos laborales.


- Procurar la conciliación del trabajo en la empresa con la vida personal y familiar de los empleados.


- Procurar la integración laboral de las personas con discapacidad o minusvalías, eliminando todo tipo de barreras en el ámbito de la empresa para su inserción.


- Facilitar la participación de los empleados en los programas de acción social de la empresa.

E) En relación con la sociedad civil.


- Respetar los derechos humanos y las instituciones democráticas y promoverlos donde sea posible.


- Mantener el principio de neutralidad política, no interfiriendo políticamente en las comunidades donde desarrolle sus actividades, como muestra además de respeto a las diferentes opiniones y sensibilidades de las personas vinculadas a la empresa.


- Relacionarse con las autoridades e instituciones públicas de manera lícita y respetuosa no aceptando ni ofreciendo regalos o comisiones, en metálico o en especie.


- Realizar aportaciones a partidos políticos e instituciones públicas sólo de conformidad con la legislación vigente y, en todo caso, garantizando su transparencia.


- Colaborar con las Administraciones Públicas y con las entidades y organizaciones no gubernamentales dedicadas a mejorar los niveles de atención social de los más desfavorecidos.

6 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo